Like it? Share it...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Hoy les traigo el itinerario improvisado de 3 días que hicimos en Enero ’17 por Melbourne y Great Ocean Road. Un safari videográfico y una mezcla de naturaleza y ciudad, disfruten! 🙂

Seguí el link al video!

Hablemos un poco de mi amiga Coni. Si la motivación tuviera nombre se llamaría Conivación, como para ponernos en clima ja!

No importa que tan divertida, seria, loca o ridícula sea la idea, Coni siempre va a estar asintiendo con una sonrisa full dentadura y los ojos bieeen abiertos antes de que termine de hablar. Y yo me apuro, y hablo todavía más rápido no vaya a ser que se arrepienta! ( como si eso fuera siquiera una posibilidad).
Nos cebamos mutuamente. Y resulta que ella es un fotógrafa increíble. Búsquenla en Instagram:
Síganla si quieren inspirarse a viajar y viajar! Es una orden y no me estoy riendo!!!
Así que las dos híper-motivadas-de-la-vida teníamos tres findes posibles en todo un año para concretar mi tan anticipada visita a Melbourne, donde ella y Emi viven. Después ya estaríamos viajando y la verdad que yo cada vez que veo una oportunidad de subirme a un avión me sumo!!!

 Cumplía 30  al día siguiente de mi vuelta y tengo la tradición de viajar para mis cumpleaños.

Fue así que todas las piezas cuadraron y compré los pasajes para lo que sería una de las mejores aventuras de fin de semana de la vida (ahhhhh full entusiasmo).
Como viajar se trata de sensaciones por sobre todo, acá van algunas cosillas que me llamaron la atención, después el itinerario y de bonus track el video! (que blog TAN completo y multifacético…)

El inodoro bidet

En la revista del avión habia una publi de una señora al lado de un inodoro que se convierte in bidet, diciendo “fue la mejor decision de mi  vida”. FUERTE. En Oceanía no conocen el concepto de limpiarse por esas áreas. Problemas reales de la vida cotidiana.

Mi llegada y la paranoia de las serpientes asesinas

Me vinieron a buscar y teníamos que parar al costado de la autopista a cada rato por un problema en el auto. Coni le dice a su marido: “ojo al bajarte por las serpientes!”

Vivo en Nueva Zelanda, donde lo mas peligroso son las sandflies (minimoscas que pican con mucho hambre) y de pronto bajarse del auto es un peligro aunque estemos en la autopista porque hay serpientes asesinas. WELCOME TO AUSTRALIA, la tierra del terror.

 

Road trip! Road trip! 3 días de nuestras vidas

Great Ocean Road, alias GOR

Al día siguiente, luego de un mini jetlag que me hizo despertar a las 6am (gajes del oficio) emprendimos camino hacia lo que sería nuestro safari  fotográfico/videográfico.
A ver…no hicimos nada descabellado, pero darle un marco creativo a nuestra aventura de fin de semana nos puso en sintonía.
 Un poco de geografía: Melbourne, como casi todas las ciudades de Australia se encuentra en la costa. Más precisamente al sur-este y es parte del estado de Victoria.
Saliendo de Melb en dirección oeste, se encuentra el Great Ocean Road.  Una ruta mega-híper-ultra-archi-escénica, que es increíble pensar que está tan cerca de una ciudad tan impresionante como Melbourne.
Es un equilibrio que pocas veces he visto entre mega-ciudad y naturaleza.

 Desafío Amanece en GOR atardece en Melb

Inspiradas en el desafío propuesto por nuestro amigo Andrew en NZ que consistía en amanecer en la East coast y atardecer en la West Coast quisimos hacer algo similar pero entre el GOR y la city.
Y de eso iba nuestro safari, mostrar los contrastes  entre el agua turquesa, las formaciones rocosas y la vida de camping al amancer versus  los graffitis, colores y arte de una de las ciudades con más identidad del mundo al anochecer.
Darle un impulso creativo en cualquiera de sus formas a un viaje, marca un contexto y nos guía por distintas experiencias. En la ciudad de por si hay mil millones de cosas para ver y hacer. Pero algunas naturalezas (?) son irresistibles…
   El viernes 20 de enero (pleno verano en auss) partimos con el auto que alquilamos rumbo al Great Ocean Road. Nuestra primer parada fue hacer un picnic en Torquay, que todavía no es parte oficial del GOR pero es un pueblito con una linda playa (y surfers) como para entrar en onda.
 
Acá tengo que hacer un paréntesis. Somos todos MUY materos. A la mitad de camino entramos en crisis porque no teníamos bombilla para el mate. COMO???????????????????? Si, eso. Eso no puede pasar a quien se digne de ser un buen sudamericano. Se cayó del bolso cuando estabamos subiendo nuestras cosas.
Hicimos parada técnica en una ferretería y  POR FAVOR ATENCION MATEROS DEL MUNDO A ESTE TIP:armamos una bombilla con un tubito de plástico, una malla de colador y una gomita. Problema resuelto. Todos felices y mateando.

Canguros

Nuestra siguiente parada fue en Anglesea, allí se encuentra un campo de golf en el que se pueden ver montones de canguros, haciendo la suya, relajadísimos de la vida.  Fue emocionante!!! Toda mi vida Australia me sonó como la tierra exótica que es. La idea de ver un canguro en persona era como darle vida a la leyenda Australiana que se formó en mi cabeza.
 
En una nota personal tengo que decir que no soy partidaria de pagar para ver animales ya que me da mucha tristeza. La última vez que fui a un zoo  tenía 13 años. Terminé subida a un elefante y esa sensacion de pesadumbre de un animal que estaba drogado y esclavizado me hizo sentir mal. Así que se podrán imaginar que me dio alegría poder ver animales salvajes y libres. Fue vivirlo desde un punto de vista diferente y pude finalmente disfrutarlo despues de mucho años.

Koalas y Loros

Como si no fuera suficiente, y para hacer nuestro día todavia mejor, fuimos a Kennett River, mas precisamente a unos 200 metros del Koala Cove Cafe.
Y ahí, entre medio de los árboles, 2 koalas… dieron un show… se pelearon, se amigaron y se durmiendo abrazaditos a las ramas. La imagen de la ternura contrasta con el ruido asustador que hacen cuando se pelean ( o se aman, no lo sé, es masomenos lo mismo igual no? jaja).
En ese mismísimo lugar conviven junto a los koalas salvajes unos loros hermosos de cola azul (creo que se llaman loro ecléctico) que si te pones semillitas en donde sea vienen,comen,  se quedan y socializan por que son lo más.
 
Para rematarla, mientras manejábamos rumbo a Port Campbell, al costado de la ruta vimos a los famosos loros australianos blancos. El camino por la costa es salvaje, pedregoso, y el agua es turquesa. Hay que feo!!!!!
Esa noche plantamos carpa en el Campbell Recreation camping reserve,  a 10 minutos manejando de los 12 apóstoles, a donde iríamos a ver el amanecer al día siguiente.
 
Rocas, rocas y más rocas
Los 12 Apóstoles son formaciones rocosas que tienen entre 10 y 20 millones de años. En su momento eran acantilados, con la erosión se formaron cuevas  que al derrumbarse quedaron aisladas formando unas especies de torres de hasta 45 metros de alto.
Tengo que decir que naturaleza estuvo de nuestro lado y nos regaló un amanecer de película. Estuvimos prácticamente solos en un lugar que es muy  turístico. Aguante madrugar.  No sólo lo recomiendo, también les digo lo mejor es llegar aprox media hora antes así  lo pueden disfrutar al máximo.
A 15 minutos en auto se encuentra el London Bridge. Esta formación rocosa con un nombre muy posh es un orgasmo de la naturaleza. Arena rosada, agua turquesa y espumosa, una piedra loca… y mi lucha por hacerlo entrar en una foto porque es muy grande y mi cámara no es full frame! Hay unas pasarelas que uno puede recorrer. No se vayan sin asegurarse que las siguieron todas por que lo van a poder ver de distintos ángulos.
Por último, y antes de emprender el regreso ya que Melbourne nos esperaba pasamos por The Grotto y Loch Arch Gorge. Por favor vayan que es hermoso!

Volviendo a Melb, pasando por St Kilda

 Llegando a Melbourne aprovechamos a visitar  Brighton, en St Kilda,área metropolitana de la city, famosa por sus casillas de colores. Fueron hechas durante la era victoriana para que los bañistas tengan un lugar donde cambiarse. Hoy por hoy son perfectas casitas con diseños y colores brillantes.

Ahora si, nuestro itinerario Melbourniano (o algo así)

El atardecer nos encontró preparándonos para ir a romper la noche (ahhh tampoco para tanto!), charlando y mateando. Caminamos largo rato por el Southbank y terminamos viendo una banda en un pub bailando al ritmo de Frank Sinatra haciendo, claramente, el ridículo. Había dicho que Coni se prendía en todas no?
 Qué puedo decir de Melbourne? Una ciudad vibrante, colorida, mezcla de muchas ciudades. Algo de Barcelona, un poco de Nueva York, avenidas similares a las de Auckland. Muy hipster, cool, y a la vez elegante. En fin… una de las ciudades con más onda que deben existir.
  
Teníamos solo un día, así que decidimos deambular por la ciudad como para tener una probadita.
Creo que a veces se trata de captar la energía del lugar, perderse entre la gente y tomarlo como es. Así sean lugares turísticos, hay muchas cosas que nos pueden llamar la atención.
Yo no reniego de ser turista. Me relaja, lo disfruto por que me hace sentir que estoy de vacaciones. Creo que hay un momento para todo, lo importante es no encerrarse en una cosa u otra:
El viajero anti-atracción turística vs el que va a los lugares sólo por la foto! Lo importante es la experiencia que cada uno quiera tener.
En mi caso, en general primero me tomo un rato para sentir el lugar, conectarme, y después hago despliegue de foto, video, notas, y luquivenga!
Pasamos también por el Victoria Market. Probé ostras por primera vez. Como en la gran mayoría de los mercados, hay un sector ahí mismo donde uno puede sentarse a comer y ver pasar la vida.
El servicio de tram en el area céntrica es gratuito. Te dejo la web (está en inglés) donde también tenes un Journey Planner, lo cuál es muy conveniente:

Sobre los famosos grafittis Melbournianos y otros!

 Hosier Lane vendría a ser la principal. Pero realmente caminando por el centro (y alrededor de la estación) hay muchas callecitas con un estilo gótico muy interesante. Me pareció muy divertido observar a otros turistas enloqueciendo porque llega un punto que ya no se sabe para donde mirar. En el video lo van a poder apreciar!
Otras zonas que visitamos fueron Federation Square, el Southbank y Chinatown. A este último les recomiendo ir por la noche ya que a la mañana no me pareció nada especial. He visitado varios Chinatown, entre ellos los de Sydney, Nueva York, Buenos Aires y sinceramente no creo que tenga un encanto demasiado particular.

Requisitos de Visa!

Atentos a esto!
Como Argentina tuve que aplicar a la visa de turista, que me costó alrededor de 120 usd. Si hubiera permanecio en Australia por 72 horas o menos (como cuando visité Sydney por 12hs, haciendo escala en mi vuelta desde EE. UU.) habría obtenido la Visa de Tránsito.
Les dejo el link donde pueden consultar que tipo de visado necesitan. Hay pasaportes que pueden aplicar a una Visa ETA (Electronic Travel Authority), pero no es el caso de los Argentinos.
 Ahora sí! Dejenme sus comentarios, sugerencias, itinerarios y preguntas!
Arrivederci Curiosos y saludos desde Italia!
Like it? Share it...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Check this post also in: English (Inglés)

5 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *