Like it? Share it...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

PORQUÉ VIVIMOS EN EL MIEDO?

Dale al play :=)

 

 

Cuando hace algunos meses empecé a pensar en todas aquellas cosas que quería hacer pero que siempre postergué, entré en shock.

Como siempre, la salida fácil hubiera sido culpar al dinero, la falta de tiempo, la carrera. Pero si soy honesta conmigo misma, la verdad no estaba escondida en todos los factores externos que me rodean. No.

Estaba bien acurrucada debajo de kilos de frazadas con la palabra MIEDO bordada a mano a lo largo de los años. Un poco de vagancia también andaba por ahí haciendo de las suyas.

Me preguntaría porqué me llevó tanto tiempo darme cuenta que el miedo piensa las cosas demasiado, y es por demás sobreprotector. El miedo no ve opciones. Es rígido. Es el rol que le toca en nuestras vidas.

Pero ¿Por qué querría yo misma convertirme en mis propios miedos?

Y más cuando hay tantas otras facetas. Aspectos de mi vida que están esperando su turno para salir al escenario a hacer gala de todo lo que aprendieron…

¿Cómo quiero que sea mi vida?

Así que para redimir mi perfeccionismo paralizante, le pregunté a algunos buenos amigos si a ellos les pasa también. Si siempre tienen alguna buena excusa a mano para no ir por lo que en verdad desean.

Resulta que si. Sentí alivio. No estoy sola. jajaj

Decidí poner manos a la obra. Hacer lo que tengo que hacer. Desafiar mis limitaciones.

Así fue que se me ocurrió que la visita al volcán activo más grande de Europa, el ETNA, era una buena ocasión para este proyecto de video-poesía.

Esto quiero compartir hoy, un encuentro con una naturaleza cruda, donde lo que hay en la superficie…es el mero reflejo de lo que hay por debajo.

¿Querés leer algunas reflexiones en el camino?

Las cosas no salieron como pensaba. ¿Y ahora qué?

 

Like it? Share it...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Check this post also in: English (Inglés)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *