Like it? Share it...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Una visita diferente a la Muralla China: la única sección rodeada por lagos y con partes sumergidas.

En esos días de vigilia de los sueños viajeros, cuando uno acuna con tanto cariño todas esas experiencias por vivir, díganme si alguno no “CANTÓ PRI!!!!!” ante  la idea de visitar LA Gran (dísima) Muralla China.

 

CHINA. Tan familiar para esta porteña con un Barrio Chino en su ciudad, un amigo de la primaria apodado “El Chino”, almuerzos los domingos en el restaurant (Chino, obvio) del Parque Centenario. Tan grande que hasta en un planisferio intimida. Ajena como una realidad paralela que se desarrolla a mi lado pero con la que no me mezclaba. ¿O si?

China fue una visita breve si las hay: 5 días entre el “clima sauna” de Beijing marcando unos amigables 38 grados a las 9 de la mañana. Un jetlag marca cañon, y esa sensación de que éramos rockstars, sacándonos fotos pulgares arriba a pedido del un público curioso.

El desafío en Beijing no era en sí ir a visitar la muralla, sino qué sección de la muralla elegir!

Las más famosas (léase multitudinarias) son Badaling y Mutianyu. Pero leyendo un poco más veremos que hay secciones que se destacan por un motivo u otro.

Los chicos de Marcando el Polo tienen un post excelente sobre la sección de Front Jiankou. Tengo que decir que hasta último minuto esa era nuestra opción elegida por distintos motivos: no está restaurada, poca gente, se puede pasar la noche.

Pero decidimos hacer un poco más de investigación. Vimos también que es la elegida de todo digno mochilero y quería poder contar algo sobre alguna otra sección que pudiese encontrar sobre la Muralla. Obvio que no fue porque le tengo miedo a las alturas y estaba EXHAUSTA eh!!! jajajajaja

Y así llegamos a…

 Huanghuacheng Great Wall

Fue difícil encontrar información actualizada. Así que hicimos un mezcladito de al menos 5 websites diferentes (fue difícil porque el internet esta muy bloqueado. Por ende, nada que sea google se puede abrir. Sorry que no soy lo suficientemente canchera para tener el travel hack que solucione esto! jajaj). Comparándola con otras secciones, terminó siendo nuestra elegida por varios motivos:

-Está rodeada de agua y con partes sumergidas! = VISTAS INCREIBLES

En 1974 se construyó la Represa de Xishuiyu por lo que algunas partes quedaron bajo agua. Según lo que habíamos leído entre viajeros que hicieron distintas secciones, los paisajes son particularmente hermosos.

-Parcialmente restaurada

Hay una parte restaurada y abierta al público. Otra parte salvaje y una tercera que está siendo restaurada en este momento. Lo que le dio un toque divertido a nuestra visita ya que vimos a dos señores en plena acción trabajando en la muralla.

 -Es de fácil acceso en tranporte público

Son aproximadamente 1,30/2 horas en bus desde Beijing. Se llega en transporte público (más abajo los detalles). Es muy muy fácil ubicarse.

-Muy poco turismo

Tal vez porque estuvo cerrada al público, o porque está a unos 80 km de Beijing! Nos cruzamos sólo unos dos grupos de turistas en las 4 horas que estuvimos caminando (en plena temporada). Hasta nos dimos el lujo de hacer un picnic en una de las torres de vigilancia con vista a los lagos.

-Tiene una mini-playita.

Eso fue la frutilla del postre. Gente pescando pescaditos (duplica), disfrutando del sol, y tirándonos a sus bebés en la cara para sacarles fotos.

 Un poco de historia

La muralla de construyó entre los siglos 3AC y 17DC. Si bien fueron varias las dinastías que se sucedieron, las más importantes fueron la Qin y la Ming. Ellos mantuvieron y extendieron la mayor parte de esta fortificación que es, ni más ni menos,  la mayor construcción de la historia de la humanidad.

En 1987 fue declarada Patrimonio de la Humanidad. Se estima que alrededor de 1 millón de personas trabajaron en ella. (Y si, según la página de la Unesco se puede ver desde la luna. Pero con ayuda tipo: el sol justo estaba para acá, y en invierno el color se destaca de la nieve y bleble).

El objetivo principal era proteger a China de las invasiones bárbaras del norte.

Si queren aprender mucho más pueden entrar al canal del History Channel.  Acá encontrarán artículos y videos para trolles curiosos.

 ¿Qué longitud tiene la muralla en realidad?

Se creía que la longitud era de 8800km. Hace uno pocos años un estudio exhaustivo realizado por el “State Administration of Cultural Heritage” (oh que nombre!) dio el total de 21,196 km. Incluyendo también barreras naturales y partes que fueron desapareciendo con los años y de las que sólo quedan pocos restos.

La sección de Huanghuacheng fue construida a lo largo de 188 años. Pertenece al período de dinastía Ming y se caracteriza por ser la única parte en la que la muralla queda sumergida.

Secciones cerca de Beijing

Badaling, Mutianyu, Simatai (las más famosas), Jinshanling, Jiankou, Huanghuacheng y Juyongguan.

Huanghuacheng es también  conocida como “Lakeside Great Wall”.  Les recomiendo que siempre tengan a mano el nombre de lo que hagan en caracteres chinos:

黄花城 Huánghuāchéng /hwung-hwaa-chnng/ ‘Yellow Flower City’

 Cómo llegar en transporte público

Antes que nada, les tengo que decir que moverse por Beijing es muy fácil.

Si bien el idioma se  podría considerar una barrera, realmente fue mucho más sencillo usar el transporte público de acá que el de Londres por ejemplo. Se los digo por experiencia porque usamos el metro, tren y bus para movernos. No nos quedamos en el centro sino que preferimos estar por Dongzhimen, cerca del barrio de Sanlitum.

-Tienen que acercarse a la estación de bus de Dongzhimen (东直门枢纽). Es la principal dentro de la ciudad (desde aquí sale el tren al Aeropuerto también). Hay estación de Metro, a la cuál llegan las líneas 2 y 13.

-Llegando a Dongzhimen hay que tomarse el bus 916 o 916 Express (este último lo van a ver así: 916 )

De nuevo, entrando a la estación es muy fácil ubicar a donde tomar el bus. Hay distintos vallados y paradas de buses con los números. La frecuencia es cada 10-15 minutos.

Los horarios para ir en el 916: de 6 a 21, y del Express de 5:50 a 19:50.

Para regresar:  A Dongzhimen de 4:55 a 19:00 o  el Express a Dongzhimen de 4:50 a 20:00.

Nosotros nos tomamos el Express que salía a las 6am. Después de varios momentos de confusión porque no sabíamos como comprar el ticket y de mirar a todo el mundo diciendo al pedo “ticket, ticket” y de que nos puteara el señor colectivero; un chico muy divino se apiadó de nosotros y sacó nuestros benditos tickets. De más decir que viajamos con Look  todo el rato sacándonos fotos que él se encargó de mandar a todos sus contactos de WhatsApp.

 O sea que el ticket se puede comprar arriba del bus. Van a dejar la plata en una cajita a la izquierda de la puerta del bus. El precio es de 13 yuanes, que son unos 2 usd.

Les dejo el link de la página donde les explican como sacar la tarjeta Smart para moverse por la ciudad, está en inglés. Nosotros NO la sacamos, fuimos pagando tickets individuales, pero les dejo la info por si les interesa!

https://www.travelchinaguide.com/cityguides/beijing/transportation/smart-card.htm

Aproximadamente una hora después se tienen que bajar en Huairou Bus Station (怀柔汽车站).  Fácil de ubicarse porque va a estar anunciada en la pantallita del bus y porque casi todos se bajan ahí.

Desde donde se bajen tienen que caminar unos 100 metros  a la parada del H21 (color azul) que está sobre la avenida pasando el semáforo.

Este es el bus local que los va a dejar a 300 metros del acceso principal de esta sección de la muralla.

Acá también, compran el ticket arriba del bus. Son unos 40 minutos, nosotros llegamos más rápido de lo que creíamos, pero tal vez porque fuimos a primera hora de la mañana.

Igual perdimos un montón de tiempo porque nos habíamos confundido y creíamos que no era el H21 el que había que tomar. Nuestro amigo Look se quedó con nosotros hasta que encontramos el bus, y cuando llegó, en agradecimiento le di un abrazo apretado y un beso en la mejilla. Se me quedó mirando al borde del shock y hasta que se le salían los ojos. Claro, yo muy argenta ando abrazando a todo el mundo, y me salió de instinto.

En el camino que hace el H21 van a ir atravesando aldeas muy tiernas y cuando se bajen del bus hay un cartel que dice algo así como “La muralla a 300 metros”. Ahí van a cruzar un pueblito, hay algunos locales de comida y un supermercadito a precio normal.

Tengan en cuenta que esta sección aún no es muy popular entre los turistas.Es una visita tranquila, sin filas, esperas ni precios desorbitantes.

Así van a llegar al acceso principal que abre a las 8,30 (fuimos los primeros en llegar jajaja).

En resumen! Van a Dongzhimen – Se toman el 916 o 916 Express – Se bajan en Huariou- Se toman el H21 – Cruzan el pueblito = MURALLA CHINA

Para volver hacen exactamente el camino inverso.

 Precios

Se paga en efectivo. Hay lugares que tienen para pagar con tarjeta pero sólo de China, no internacional.

Puede ser confuso decidir que ticket comprar porque en la entrada ofrecen también tickets combinados para hacer el paseo en barco.

Las chicas que nos atendieron no hablaban inglés. Intentábamos comunicarnos con el translate. No funcionó: las traducciones eran algo así como: “quieres ir a mi casa envuelta en el barco del edificio”. Igual tranquilos que tienen una predisposición increíble!

Así que terminamos comprando la entrada simple. Les recomiendo que no se quemen con lo del paseo en barquito. No le resta NADA  a la experiencia el no hacerlo (en mi opinión, claro!). Lo único que tiene es que van a ver la muralla desde el agua pero lo divertido es, obviamente, subir a las torres y caminar  hasta ohhh morir de calor.

 La entrada simple cuesta CNY 45, el barquito por separado está a unos CNY 30, y el ticket combinado CNY 65.

Esta sección está abierta todo el año de 8:30 a 17 (de Noviembre a Maro cierra a las 16:30).

 Cómo recorrer Huanghaucheng

No les van a entregar mapa.  Enfrente de donde compran los tickets hay un cartel que indica un poco lo que hay para recorrer.

Cabe aclarar que las partes a las que se acceden por esta entrada no son “salvajes” si no restauradas total o parcialmente.

Desde ahí van a poder ver a lo lejos la parte salvaje pero el acceso es en otro lado ya que no está abierta al público. No pude encontrar exactamente por dónde se accede a la parte salvaje. La información es muy vaga y nosotros no logramos encontrar a donde catzo está!

Por lo que leí se accede pagando una pequeña comisión a los lugareños. Pasando por alguna de las granjas de la zona. Como les decía antes, que no hay tanto info sobre esta parte creíamos que podíamos acceder directo desde ahí, pero NO. Y bueno, yo no soy la superheroína de los viajes a prueba de 45 grados de temperatura! Pero quedará para la próxima!!! (Alguien que se sume y hacemos el tren de 50hs que va de Beijing al Tibet????)

Y ahora, es cuestión de relajarse y empezar a flashear.

Van a pasar por la represa, los lagos, la muralla sumergida. Saluden a los señores que están trabajando al rayo del sol colocando ladrillo por ladrillo.

Hay un restaurant, una playita, el muelle para los barquitos y finalmente cuando lleguen al jardín de castaños. Este jardín fue plantado por soldados de la dinastía Ming y tiene hasta un árbol de los deseos cubierto en cintas rojas. Crucen esa parte. Ahí va a estar indicado el camino para subir la muralla. Antes  igual también hay accesos para empezar a subir, pero nosotros preferimos rodear el lago primero.

Estuvimos unas 3 horas caminando. Fuimos subiendo hasta que ya no había más nada, o sea, se corta la muralla y se ve aparecer de vuelta a lo lejos.

De ahí retrocedimos y cruzamos un puente para subir la parte que está siendo reconstruida y que entra en el agua.

Y así estuvimos subiendo y bajando, disfrutando las vistas INCREIBLES y de la soledad de esta sección.

No es para nada peligrosa la caminata, si aviso que hay escalones que me llegaban por arriba de las rodillas.

.

En fin Curios@s! Una manera simple pero original de visitar la muralla!

Voy a evitar la recomendaciones obvias de que lleven agua, sombrero, calzado cómodo y efectivo (ok, no las evité para nada y soy la más trucha).

Los invito a que me dejen sus comentarios y a que se suscriban al blog! Los que se copen ahora son lo más, cuando sea millonaria y famosa los tendré presentes (creo que tengo problemitas)!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Like it? Share it...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Check this post also in: English (Inglés)

One Comment

  • Mabel

    Muy buena la nota. Sumamente didáctica sobre todo para aquellos viajeros que prefieren circuitos no convencionales. La descripción del uso del transporte público también es interesante porque permite no solo conocer el lugar o el monumento emblemático que se visita, sino también quien lo habita.Y ese contacto es lo que más enriquece el viaje. Gracias por compartir la experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *